Son ya más de 100 años dedicados la elaboración y crianza de exquisitos vinos con D.O Jerez-Xeres-Sherry y vinagres con D.O Vinagre de Jerez. Contamos con dos bodegas y tres viñedos que suman más de 50 hectáreas.

LA CLIMATOLOGÍA

Como en toda la provincia, Chiclana disfruta de un clima meridional cálido, bañado por el ambiente marítimo procedente del Océano Atlántico, lo que hace que sea el lugar idóneo para la crianza de vino de “velo de flor” indispensable para las características organolépticas de nuestros vinos que los hace ligeros, fragantes, de sabor limpio y ligeramente amargos.

EL SUELO

Estos pagos vitícolas de albariza son muy tradicionales y antiguos como productores de las uvas de mayor calidad del término de Chiclana. La principal característica es su alto poder retentivo de la humedad, almacenando la lluvia caída en invierno para nutrir la cepa en los meses secos.

CRIANZA

La crianza es la etapa final de la elaboración de nuestros vinos. Comienza la denominada crianza biológica (velo de flor), mediante el sistema de Crianzas y Soleras, hasta conseguir los caracteres organolépticos e índices analíticos que definen nuestros exquisitos caldos.

· Vino Fino: procede de la uva palomino fino. Tiene una añajez de 4 años mínimo y una graduación de entre 15% y 18% VOL.

· Vino Moscatel: procede de uva sobremadura y soleada. Tiene una añajez mínima de 4 años y contiene entre un 15 y 22% VOL.

· Vino Amontillado: procede de la fermentación completa de los mostos de uva palomino fino. Su añajez mínima es de 10 años y su contenido alcohólico de entre 16 y 22% VOL.

· Vino Oloroso: nacen tras una ligera crianza biológica, tiene una añajez mínima de 12 años y contiene un 17-22% VOL alcohólico.

· Vino Cream: nacen de la combinación de vinos como Moscatel, Oloroso y Amontillado. Con una añajez mínima de entre 10 y 12 años tiene un contenido alcohólico de entre 15,5 y 22% VOL.

· Vinagre: Vinagre viejo de vino, obtenido por fermentación acética. Contiene cantidades residuales de alcohol.